Páginas vistas en total

lunes, 16 de mayo de 2011

Botellas de aceite de 5 litros y la paciencia invertida



Logroño aún te está lejos de carallo.


Y si encima decides llevarte a tus abuelitos por eso de que se ofrecieron a venir contigo, y también así, salen un poco de su rutina diaria monterrosina...pues lo que se presentaba como un simple viaje "al sprint", se convirtió en toda una aventura logroñesa...o una “Pereiro-aventura-logroñesa” con "P" mayúscula, que mi abuelo es un señor con mayúsculas.


Lunes 09/10/11; 11:00 PM:

Salida oficial de Lugo desde mi domicilio habitual. Incorporación a la A-6, dirección Madrid.


2 minutos después de la salida:

J.A.Pereiro: ten cuidado porque en Astorga hay que coger una autopista, que me lo dijo un buen amigo mío que trabaja en el Banco Popular y es de Logroño.

Diana: abuelo, aún no salimos de Lugo...

Abuelito: pero enseguida llegamos, tu atiende bien a la carretera, por si acaso...


5 minutos después de los 2 minutos después de salir:

Mi abuelo: porque yo no se si iremos bien por esta autovía...recuerdo que hace 35 años fuimos a Logroño con tu tío y cogimos una carretera nacional que pasaba por León y Palencia y Burgos...

Eu: claro, es que es mejor que vayamos por la nacional, y si tal voy llamando al tribunal que si no les importa haré el examen el viernes, que será aproximadamente cuando lleguemos...


En lo sucesivo del viaje y hasta el punto de llegada, se realizaron comentarios similares tras los cuáles yo contesté con un toque de indiferencia y un punto de mala hostia, que provocaban en ocasiones el cabreo de mi abuelo y el suspiro de mi abuela que no hablaba nunca pero de vez en cuando exclamaba: "home, calade e atendede á carretera".


Lunes 09/10/11; 19:00 PM:

Llegada a Logroño.

Desdoblamiento de mi elaborado esquema-ruta personal directamente sacado del google maps.

Entrada a la ciudad por la calle exacta que me marca.


Un hombre nervioso: y...y...y por dónde vas a ir?

Yo: Pues ya me ves que estoy yendo por dónde tengo que ir.

Un hombre más nervioso: (1 metro después, en la misma calle): va a ser mejor preguntarle a alguien…

Yo: ni siquiera entramos prácticamente en la ciudad, concédeme tan siquiera el beneficio de la duda, porfavor...

Un hombre +++nervioso!!: es que yo no le veo traza.


(habían pasado sólo 5 minutos desde que entramos en Logroño)


Minutos después termina esa larga calle y tomo una salida hacia otra calle indicada por el google...con tan mala suerte que esa calle se encontraba a la derecha y a la izquierda de la rotonda y yo tomé la dirección equivocada.


Mi abuelo a punto de tirarse del coche en marcha: es que yo no se a dónde vas!, hay que preguntarle a alguien...


Llego a un semáforo en rojo y mi abuelo sale del coche sin esperar a que detenga el coche del todo, le pregunta a un fulano por el hotel.

El fulano resultó ser ruso y no hablar nuestro idioma.


Se monta en el coche y en el siguiente semáforo en rojo vuelve a salir del coche y le pregunta a una fulanita en bicicleta.

La fulanita resultó ser brasileña y no entendía mucho nuestro idioma.


Se monta en el coche desesperado y yo decido dar la vuelta para volver al punto de origen y para ver las demás salidas de esa rotonda.

Llegamos a la rotonda y mi abuelo sale del coche corriendo un riesgo de muerte dado que circulaban en aquel momento miles de coches.

Decido aparcar en doble fila y salir detrás de él corriendo.


La gente nos mira.


Finalmente para una señora de Logroño de toda la vida y nos indica la dirección.


Llegada al hotel a las 19:45 PM aproximadamente.



"LA HISTORIA DEL ACEITE"


El coche me indica que le falta aceite justo en el momento en el que aparqué delante del hotel...nunca tal cosa me dijo.


Mi abuelo se pone colorado y sale del coche pensando que va a explotar.

"Ay dios mio dios mio, para habernos matado, ay dios mio y ahora qué vamos a hacer que nos revienta el coche y no podemos volver!...ay dios mio que tienes que tirar el coche y comprarte otro...ay dios mio..."...


(bracea, exclama medio gritando, pasea por la acera con las manos en la cabeza, la gente nos mira, otros se paran y nos preguntan si estamos bien...mi abuela y yo nos miramos y expresamos mutua y simultáneamente nuestra cara de resignación...)


5 minutos después intento tranquilizarlo y le explico que el coche no va a explotar y que simplemente hay que ir a una gasolinera, comprar el aceite y echárselo.


Montamos en el coche, su cara sigue colorada y su aspecto tan tenso que se podrían cortar las moléculas de oxígeno del aire en átomos.

Él seguía pensando que lo más probable es que en el trayecto del hotel a la gasolinera el coche explotara.


Llego a un Eroski con su gasolinera correspondiente.

Paro y le pregunto a la fulana que cobra en una taquilla, la cuál me mira con cara de asombro y de “no se que me estás contando” tras lo cuál decido que mejor me voy al eroski a comprar el aceite y punto.


Me doy la vuelta y veo a mi abuelo poniéndose delante de un coche en marcha el cuál frena en seco para no atropellarlo.

Sale un fulanito que resultó tener un rollo increíble y nos dice (con el capot del coche abierto) que con echarle 2,5 litros de aceite es más que suficiente.

Mientras yo me dispongo a ir a comprar el aceite, mi abuelo, el logroñés y su señora permanecen allí inmersos en una macro-eufórica conversación sobre lo bonita que es Galicia...y mi abuela permanece ausente en un segundo plano pensando "este hombre no tiene remedio".


Vuelvo con el aceite y mientras lo abro observo como mi abuelo para un segundo coche que frena nuevamente en seco del cuál sale un fulanito joven con cara de asombro y mi abuelo le explica que el coche está en riesgo de muerte y que mire a ver si echamos bien el aceite…

Comienzo a echarlo y cuando llevo 2,5 litros decido parar y mirar cómo va…ante lo cuál mi abuelo se desata en una ira descomunal porque según él (un hombre que no tiene carnet de conducir ni nunca vio un coche abierto delante) tengo que echarle el frasco entero de aceite.


NOTA: el bote tenía 5 litros de aceite.


Discutimos, gritamos, nos enfadamos al límite, lo mando a la mierda, me manda él a mi, me dice que "coge un taxi para volver a Lugo" antes de venir conmigo…etc, etc…


Y entonces para a “un tercer coche” poniéndose delante de él para que otra persona verifique que el coche "tiene aceite suficiente", y es más, ya casi me estaba pasando, y lo convenza de que si echamos más, se desbordaría.


Hora de finalización de la historia del aceite: 21:30 PM.


Vuelta al hotel.


Podría seguir durante mil hojas más con el resto del viaje, pero creo que con esto ya es más que suficiente.


Muchos ya conocéis de sobra a mi abuelo y no creo que os sorprenda demasiado.

A estas alturas no puedo pretender que cambie y se convierta en una persona a la que “paciencia” se le pueda atribuir como una virtud de su ser.


Así es la vida.


Y ahora, para que no todo en esta entrada sean "Pereiradas", una referencia a "Diamantes" (2011), el nuevo disco de "Columpio Asesino", grupo formado en 1999 pero que no sacó su primer disco oficial, "El Columpio Asesino" hasta 2003, tras el cuál vinieron "De mi sangre a tus cuchillas" (2006) y "La Gallina" (2008).

"Diamantes (2011) es el ansiado regreso de El Columpio Asesino que, tras firmar el magnífico La Gallina (2008) hace casi tres años, optan por una tendencia continuista sobre la lógica iniciada entonces. Los navarros retienen agresividad cruda e innata, saneada con una inédita elegancia que permite a la melodía marcar el ritmo sobre el que diseñar el infierno, sellando el pacto con una producció que depura sin aislar el instinto animal de la banda.

Extraña conjunción que deriva en hipnótica consecuencia y donde la electrónica resulta utilizada únicamente para rematar, cediendo espacio a la vertical y abrasiva instrumentación encabezada por las guitarras. La presencia de Cristina Martínez gana también enteros con excelentes resultados, ya sea acompañando al batería y vocalista principal Álbaro Arizaleta o despuntando como cantante en solitario.

Historias viciosas e implicantes, retratos de angustiosa corrupción, nocturnidad y celebrada decadencia, oscurismo y religión que transforman nuevas composiciones como “Corazón Anguloso”, la ya clásica “Toro”, “Dime Que Nunca Lo Has Pensado”, “Diamantes” o “Perlas” en himnos contemporáneos. El álbum se completa con las versiones del “On The Floor” de We Are Standard y una libre y acertada adaptación al castellano del “The Endless Plain Of Fortune” de John Cale, convertida en “Cisne De Cristal” en la inmaculada voz de Cristina justo antes de que la disidencia electrónica de “MDMDA” cierre el álbum."


Escuchen y opinen.


"Toro" - EL COLUMPIO ASESINO ("Diamantes" - 2011)


"Diamantes" - EL COLUMPIO ASESINO ("Diamantes" - 2011)



"Dime que nunca lo has pensado" - EL COLUMPIO ASESINO ("Diamantes" - 2011)


"Perlas" - EL COLUMPIO ASESINO ("Diamantes" - 2011)